Hilos tensores

Los hilos tensores nos ofrecen la posibilidad de rejuvenecer nuestro rostro, con un efecto lifting, recuperando tensión y aspecto joven. En definitiva, que nuestra piel luzca con una mayor vitalidad y nos veamos más radiantes.
Además, provocan que nuestro organismo recupere poco a poco la producción de colágeno y elastina, estimulada tras su colocación.
Es un tratamiento que se practica en consulta con una pequeña cantidad de anestesia local. Esto permite que el paciente puede incorporarse a su vida normal inmediatamente después de someterse al procedimiento.
Los beneficios fundamentales de este tratamiento son, entre otros, la mejoría de arrugas, pliegues y marcas de expresión, lo que provoca un importante efecto rejuvenecedor en el rostro.
Además de tratar la piel del rostro, pueden ser aplicados en muchas zonas, como abdomen y glúteos, entre otros.
Los hilos comienzan a actuar inmediatamente y su efecto no es permanente, dependiendo su durabilidad de cada paciente, normalmente entre 12 y 18 meses.
Estos tratamientos son cada vez más demandados por su alto grado de satisfacción y excelentes resultados.
hilos tensores
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies